El Fondo soberano de Libia, autoridad de inversiones del país norafricano, demandó al banco estadounidense Goldman Sachs por haberse ‘aprovechado deliberadamente’ de su inexperiencia, anunció el jueves el Alto Tribunal de Londres.

La Autoridad de Inversiones Libia (LIA), creada en 2006 para manejar los ingresos petroleros del país, acusó a Goldman Sachs de haberse ganado ‘la confianza’ de sus responsables, ‘insuficientemente informados’, y de haberles convencido a lanzarse al arriesgado mercado de los productos financieros derivados en empresas como Citigroup, EdF, Santander y ENI.

Las nueve operaciones, por un total de mil millones de dólares, comenzadas en 2008, fallaron como consecuencia de la crisis financiera generalizada, según informó el Alto Tribunal de la City, y en 2011 habían perdido ‘sustancialmente todo su valor’.

Pese a las pérdidas, el fondo libio asegura que Goldman Sachs se embolsó 257 millones de euros en beneficios con estas operaciones. Una portavoz del banco dijo que las quejas ‘no tienen fundamento’ y que se defenderían ‘enérgicamente’.

El fondo libio asegura que altos directivos de Goldman trataron de ganarse a su personal con regalos y un viaje a Marruecos.