El retraso en la asignación presupuestaria para los Bomberos Voluntarios (BV) los coloca al borde del colapso financiero pues no tienen recursos para el combustible de las unidades de transporte, repuestos e insumos; inclusive para el pago de los salarios. Por lo que se corre el riesgo de suspender los servicios que prestan a los guatemaltecos.

La institución no ha recibido el traslado de los recursos financieros de parte del Ministerio de Finanzas, el cual asciende a Q3 millones para su funcionamiento. Según Cesar González, comandante del cuerpo bomberil “es la fecha en que no nos han avisado cuándo van a entregar la asignación” ya que ordinariamente cumplen el 17 y 18 de cada mes, pero en esta oportunidad no han recibido la asignación presupuestaria de octubre.

De acuerdo con González, el Cuerpo de Bomberos Voluntarios carece a estas alturas de fondos que le permitan la cancelación de salarios para el personal, ni para el mantenimiento de las subestaciones en todo el territorio. Los Bomberos Voluntarios cuentan con un total de 4 mil 800 agentes, de los cuales 4 mil 256 son voluntarios y 544 “permanentes”.