Pese a la información sobre la construcción y funcionamiento que la empresa ha brindado a los pobladores y la mayoría de comunidades apoyan el proyecto hidroeléctrico, los conflictos en el norte del municipio de San Mateo Ixtatán persisten.  Este lunes los opositores propiciaron un enfrentamiento con saldo de dos personas muertas con arma de fuego y varios heridos.

El alcalde auxiliar de la comunidad afectada, Andrés Bernabé, hizo un llamado al ministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla, para que esta cartera le brinde seguridad y se le devuelva la paz a la región. Indicó que la persona fallecida fue identificada como Mateo Alonso Mateo de 49 años y un menor de 16. Según los pobladores, Mateo fue secuestrado desde el domingo.

Pese a que el conflicto se registró en horas de la mañana, al final de la tarde del lunes las autoridades no podían ingresar al lugar, por lo que intervino el Arzobispo de Huehuetenango, Álvaro Ramazzini, representante de la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH) y Ministerio Público (MP), ya que los opositores al proyecto se permitían al ingreso y mantenían amedrentados a las comunidades que están de acuerdo con el desarrollo de la región.

Por su parte, la empresa Promoción y Desarrollos Hídricos se pronunció nuevamente en contra de los incidentes.  “Es lamentable que hayan personas que tomen esa postura y fomenten este tipo de  violencia en contra de la gente pacífica que sí apoya el proyecto que traerá desarrollo a sus comunidades”.

En mayo pasado un grupo de pobladores incendió parte de las instalaciones de la empresa dejando pérdidas millonarias.