La mesa técnica que discute el Presupuesto de ingresos y egresos de la Nación 2015 informó que se analiza la reducción al monto presentado en el proyecto. Se mencionó que de Q71,841 millones que se habían propuesto, podrían bajarse hasta a Q69,500. El monto total al parecer no es el problema, ni los “candados”, sino la asignación a cada rubro.

Gracias a la mencionada reducción, se cuenta con el apoyo de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), Compromiso, Renovación y Orden (Creo) y algunos independientes, con lo que sumaban 87 votos.

Según trascendió, el fin de semana pasado se habría llegado a un acuerdo pero esto podría haber cambiado porque el Partido Patriota (PP) no quiere bajar la cantidad de dinero que se usaría en la ciertos programas que son considerados clientelares.

Las reducciones se plantearon en compra de fertilizantes, implementos deportivos, materiales de construcción, propaganda y publicidad y obras de los Consejos de Desarrollo, a través del Ministerio de Comunicaciones, por considerarlos gastos para la campaña política, pero el PP los descartó.

También recortes en alimentos de la bolsa y comedores seguros, y en las transferencias condicionadas. Incluso se planteó reducir la proyección de ingresos, para bajar los aportes constitucionales a municipalidades y entidades autónomas, pero fue rechazado por el oficialismo.

El martes se reunieron los jefes de bancadas para conocer el avance de la mesa técnica que ya dio su dictamen favorable, pero no llegaron a acuerdos sobre los montos por lo que es posible que la discusión se siga postergando lo que es alarmante porque faltan menos de dos semanas para que venza el plazo legal para aprobar el presupuesto del otro año.

La oposición que no negoció la reducción podría presentar una contrapropuesta. Se supo que el partido Libertad Democrática Renovada (LIDER) solicitaría que el monto ascendiera a alrededor de Q63 mil millones.

De los Q71, 840.8 millones originalmente propuestos, Q47,268 millones están destinados a funcionamiento, lo que equivale al 65%. Allí se incluyen sueldos y salarios, pago de servicios, mantenimientos y aportes constitucionales, entre otros.

Por otro lado, Q14 mil 101 millones están asignados a inversión pública, lo que representa el 19%. Se incluyen todos los proyectos que se ejecutarán con fondos del Estado, como carreteras y construcción de hospitales y escuelas.

En cuanto al pago del servicio de la deuda, están asignados Q10,470 millones, que representan el 14% del total del plan de gasto.

Quienes promueven la reducción del presupuesto, señalan que se pueden hacer recortes en varias áreas. Se mencionan materiales e insumos, como adquisición de papel y otros equipos de oficina; la contratación bajo el renglón 189, que se refiere a asesorías y trabajos temporales en las instituciones públicas.

También se incluyen los gastos en combustible, lubricantes y mantenimiento de las flotillas de vehículos oficiales, viajes y viáticos al exterior, y el servicio de telefonía móvil.