El serbio Novak Djokovic, número uno mundial, ganó este domingo el Masters de Londres por una lesión en la espalda que impidió a su rival, Roger Federer, ni siquiera salir a jugar el partido en el O2 de Londres.