Es probable que el 90% de los humanos pase momentos, ya sea en la regadera, en el carro o la habitación, en los que demuestra que sus virtudes artísticas, y aún cuando en ocasiones no es un don muy desarrollado, dan para un gran espectáculo. La protagonista de este vídeo decide rapear mientras acompaña a su esposo en el carro, sin percatarse de que él está grabando su particular actuación.

La mujer canta y gesticula sin importarle nada más hasta que se da cuenta de que su marido está retratando ese momento. La vergüenza le impide seguir con su espectáculo, mientras su pareja no puede parar de reír.

El vídeo, que recoge una situación totalmente cotidiana, ha causado sensación en Youtube. Desde su publicación el 15 de noviembre ya sumó más de 12 millones de visitas.

Fuente texto: diariopanorama.com