En medio de las bendiciones de una multitud y de rezos de monjes budistas, el último elefante trabajador de la capital camboyana se prepara para comenzar una nueva vida en un retiro selvático.