La descalificación de Erick Barrondo, medallista Olímpico de Guatemala, en la competencia de marcha de 20 kilómetros el pasado domingo, generó mucho descontento tanto en el atleta como en los aficionados nacionales. Según declaró en una conferencia de prensa el juez guatemalteco Carlos Barrios, “hay algunas amenazas de muerte para mí”.

La conferencia fue convocada por el miembro del Buró de la Federación Internacional de Atletismo, César Moreno, para que se pudieran aclarar los hechos de la eliminación del atleta guatemalteco en la marcha de 20 kilómetros. Moreno indicó que realmente la función del árbitro Barrios era de juez jefe, quien valida las tarjetas rojas que los demás oficiales le sacaron a Erick Barrondo, medallista Olímpico.

Según Moreno, “el juez jamás interviene en una eliminación, solamente le hacen saber qué atleta está eliminado para que le notifique”. Al pasar el kilómetro 19 Barrondo recibió la tercera tarjeta roja por una mala técnica en su caminata. Sin embargo, Barrios pudo informarle a Barrondo a pocos metros de la meta lo que provocó un sin número de reacciones negativas hacia los jueces.

La ficha de la competencia indica que Barrondo apenas marchó una hora sin recibir faltas, ahora bien, en el momento que se cumplió una hora recibió cuatro tarjetas en 19 minutos. Según Moreno, Barrondo fue amonestado con dos tarjetas rojas por doblar la rodilla y dos más por flotar.

Este sábado 29 de noviembre Barrondo marchará la prueba de 50 kilómetros, a pesar que amenazó con no hacerlo por su descalificación. Es la segunda vez que el atleta es eliminado; la ocasión anterior fue descalificado en China.