Hoy, esta opción simple y de siempre, ofrece infinidad de posibilidades para prepararse incluso con matices curiosos y sorprendentes para motivar a degustarse aún con refinamiento.

Me refiero a la tradicional y sencilla granizada elaborada con hielo raspado. Es el mismo raspado el que da gusto ver y escuchar cuando se produce para llenar posteriormente el vaso donde será servido con algún jarabe de fruta.

Un poco de creatividad será suficiente y con la ventaja de utilizar las frutas de la temporada, podrá preparar opciones variadas, por lo que con unos trocitos de frutas hará la diferencia.

El vaso común para su servicio, podrá ser sustituido por un plato hondo de color blanco para que luzcan más apetecibles las combinaciones seleccionadas para su preparación. Se piensa en un postre dulce, aunque algunas frutas como el mango verde o el tomate van bien con sal, limón o pepitoria entre otros. Incluso, en algunos países asiáticos, le adicionan frijol rojo o lentejas dulces, gelatinas, pudines o bolas de tapioca.

Sin duda, será un platillo refrescante para consumirse en breve y que a su vez invitará a querer más. Este tipo de postre, valdrá la pena prepararse a la vista o que sea la misma persona quien seleccione los ingredientes de su predilección entre las diferentes posibilidades de frutas ya sean frescas o deshidratadas, en mermeladas o compotas.

Los siropes o coulies o salsas de frutas frescas serán apreciados. Estos coulies se elaboran con base a frutas frescas, azúcar y unas gotas de limón, los cuales son licuados para alcanzar la consistencia deseada. Asimismo, la miel para un gusto más dulce la leche condensada.

El encanto de presenciar el raspado del hielo es fascinante, aunque también podrá ser molido previamente y tenerlo a disposición. Sin duda, todo en su conjunto brindará un placer ante tanto colorido, texturas, aromas y sabores.

Es sorprendente como la granizada de origen tan sencillo permite variarse para mostrar un postre tradicional con un gusto moderno. Normalmente se sirve con siropes de piña o fresa, pero al incorporar frutas como manzana verde o mango o maracuyá o higo con algunas hierbas como la menta o la albahaca pueden perfumarlas y variar su gusto. Siempre se tomará muy en cuenta la calidad y frescura de las frutas, así como los cortes y formas de presentar.

Por tanto la delicada granizada es una opción refrescante y diversa para servir frutas o verduras o legumbres con salsas multicolores como una tendencia para modificar presentaciones de antaño con nuevos ingredientes y sabores .