“Mientras tanto la TCQ debiera trabajar aprovechando toda esa inversión que se tiene ahí”, fueron las palabras del presidente Jimmy Morales al ser cuestionado acerca de la situación del usufructo de un área en la Empresa Portuaria Quetzal (EPQ).

La Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ) fue concedida en usufructo oneroso a una empresa española en 2012 por 25 años; sin embargo, las autoridades apuestan por declarar su nulidad. Según el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), hubo sobornos a funcionarios del Gobierno anterior, entre estos el ex binomio presidencial Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti.

“Guatemala resultará pagando daños y perjuicios por falta de certeza legal”, comentó y añadió que buscan no castigar los intereses del Estado “por eso no quiero meterme más hasta no tener determinada con los especialistas la ruta”, especificó.

El presidente instruyó la semana recién pasada mediante un oficio a la Procuraduría General de la Nación (PGN) para que inicie todos los procesos “contratando a los mejores abogados para poder garantizar que vamos a defender de mejor forma los intereses del Estado”.