El vocero de la Presidencia Heinz Heimann declaró este martes en conferencia de prensa que “cualquier paro que se haga en el país perjudica la economía”, esto en relación a la convocatoria hecha por el Comité de Desarrollo Campesino (Codeca).

Agregó que el Ejecutivo pide no perturbar tranquilidad, detener el país o limitar locomoción en la protesta prevista para el 11 de mayo y que en este momento hay una apertura al diálogo y se tratan de conciliar los conflictos en el país.

Las peticiones de los inconformes son la nacionalización de la energía, asignación de Q300 millones para un subsidio agrícola y garantizar la construcción de viviendas para los miembros de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas (Cnoc), entre otros. Incluso, hablan de una Asamblea Nacional Constituyente. ODECA, CENOC Y UVOC

Heimann expuso que invitan a los dirigentes a que se apersonen al Ejecutivo para darle seguimiento a sus peticiones según las limitaciones y tiempos que tenga cada conflicto.