No hay duda que el cantante Romeo Santos es un artista exitoso, pero lejos de esperar que su hijo Alex Damián siga sus pasos, prefiere no influir en él y lo deja libre escoger la profesión de su preferencia, aunque aclara que si, al final se decide por la música, lo orientara y ofrecerá los mejores consejos.

“Me sorprendería bastante porque sé que no le llama mucho esto de la música. Pero hipotéticamente hablando, si me dijera que quiere ser artista primero trataría de convencerlo de que no lo hiciera. Pero si veo que es algo que le llama mucho la atención al igual que a mí, entonces le apoyaría, le guiaría”, reconoció el intérprete en una entrevista a People en Español.

Alex Damián es un joven de 15 años, inquieto como todos los de su edad, pero con una firme convicción acerca de sus propósitos en la vida. Hasta hace cinco años, Romeo Santos no estaba tan cercano a su retoño, pero a partir de 2011, cuando apareció con él en la portada de una revista, su relación cambió y empezaron a compartir más tiempo juntos.

“Este niño ha salido tan competitivo en los deportes que creo que es el ‘Alpha Romeo’, porque yo soy competitivo pero lo suyo es excesivo. Jugamos juntos al baloncesto y cuando él gana yo estoy honestamente emocionado. Un niño que tiene 14 años ya le gana a su papi. Pero él está superserio, en plan: ‘Sí, quiero ganarte'”, añade orgulloso.

“Decidí posar junto a mi hijo cuando llegó a una edad en la que pudo decidir personalmente: ‘Quiero estar en la portada de una revista’. Quería demostrarle que estoy orgulloso de él. Quería que mi hijo entendiese que no estaba tratando de ocultar su existencia. Estaba protegiéndole”, dijo el año pasado Romeo a Billboard.

Alex Damián es hijo de una exnovia de Romeo Santos, quien se hizo padre cuando tenía 19 años.