El exjefe edil de la Municipalidad de Chinautla, Arnoldo Medrano fue enviado a juicio por el Juzgado Séptimo de Instancia Penal, por los delitos de abuso de autoridad, concusión y fraude fiscal, tras delegar el cobro del Impuesto Único Sobre Inmuebles a una empresa particular.

En 2014, la Contraloría General de Cuentas presentó una denuncia penal contra Medrano, así como a los entonces alcaldes de San Miguel Petapa, Rafael González y el jefe edil de Fraijanes, Marco Tulio Meda, por contratos anómalos con empresas recolectoras de ese impuesto.

Medrano suscribió el contrato administrativo 1-2010 con la empresa Dinámica Constructiva, S.A., para la realización de la cartografía catastral del suelo de naturaleza urbana, así como el cobro y manejo del IUSI.

De acuerdo con la Contraloría, la empresa recaudó Q14 millones 224 mil 613.24, por lo cual cobró el 15 por ciento, que asciende a Q1 millón 793 mil 350.75, según los documentos presentados por el MP. El exalcalde enfrenta varios procesos por la corrupción que fueron descubiertos en su administración.