Al preparar las verduras se producen diversos cambios en su consistencia con el objetivo de realzar los sabores, colores, aromas y su valor nutricional. De manera que cada alimento lucirá mejor sí está cocinado en su justo punto o al dente y cuando sus colores se han conservado de forma natural, lo cual resulta primordial y se debe cuidar. Como por ejemplo se espera que las hortalizas de hoja luzcan brillantes y crujientes o que la coliflor luzca blanca.

Pero, ¿cuáles son las ventajas de utilizar el wok? Permite saltear o cocinar al vapor,   tiene un tamaño y forma que reúne las características de una olla y un sartén, lo que lo hace versátil. Se busca que los alimentos, además de su apariencia, mantengan sus nutrientes. Por tanto al cocinar en un wok se logra cocinar en breve, de forma fácil, con poca grasa y saludablemente.

El primer paso, será calentar el wok, adicionar el aceite, cuidando que el mismo cubra las paredes. Ya caliente el aceite, dejar caer primero las verduras cortadas que necesiten mayor tiempo de cocción y seguir incorporando el resto. Es importante remover constantemente. Algunas recomendaciones adicionales, son utilizar poca agua o aceite, tener los ingredientes listos y cuidar que todos los cortes sean del mismo tamaño para lograr una cocción uniforme. Cuando los alimentos están cocinados, se dejan reposar un par de minutos y se procede a servir de inmediato.

El material del wok tradicional es de hierro, el cual es un excelente conductor, pero necesitan varios cuidados, ya que se deben secar perfectamente e inmediatamente después de ser lavados y se untan con aceite previo a ser guardados para evitar que se oxiden. En la actualidad los hay de acero inoxidable o incluso de teflón.

El fondo de un wok es redondo con los bordes inclinados, por lo que esta forma hace que el calor se concentre bien en el fondo y ligeramente en los lados. Esto ayuda incluso a cocinar con diferentes niveles de calor, según el área en el que se cocine.

Es sencillo y disfrutará de los resultados, por lo que bien vale, recurrir a un wok cuando quiera disfrutar de unos deliciosos vegetales crujientes y que lucirán bien. A continuación les comparto una sencilla receta de vegetales con manías.

Calentar el wok, verter aceite y al estar caliente, 1 cebolla en medias lunas, 2 dientes de ajo finamente picados, chile de Cobán al gusto. Incorporar, 1 chile pimiento en juliana, 2 zanahorias y 2 tallos de apio en rodajas, 1 taza de arveja china y 4 onzas de manías sin sal. Finalmente, condimentar con salsa soya. Al estar listo, deje reposar un minuto y sirva de inmediato.