El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos anunció que prorrogó por otros 18 meses del Estatuto de Protección Temporal (TPS) a Honduras y Nicaragua, lo cual significa que estos ciudadanos pueden permanecer en el país sin riesgo a ser deportados.

El secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, anunció la extensión del beneficio migratorio a los nicaragüenses y hondureños, el cual cobrará vigencia a partir del 6 de julio y concluirá el 5 de enero de 2018.

Los actuales beneficiarios del TPS para Nicaragua y Honduras que quieran seguir acogiéndose a esta medida deben volver a registrarse en el plazo de 60 días, se informó en un comunicado de las autoridades.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración pidió a los nicaragüenses beneficiados a registrarse y presentar los documentos necesarios lo antes posible, aunque advirtió de que habrá casos en los que los beneficiarios no reciban este nuevo documento hasta que el anterior expire.

Los beneficios

El TPS permite a los beneficiarios la obtención de un permiso de trabajo temporal válido durante el tiempo que se mantenga la medida.

La ventaja para unos 57 mil hondureños y 2 mil 550 nicaragüenses, fue concedida a estas naciones tras el paso del devastador huracán Mithc, que dejó miles de fallecidos e inmensos daños materiales. El procedimiento lleva 13 años de renovaciones.

El Salvador obtuvo el beneficio en 2001, luego del terremoto que sacudió a esta nación. Se estima que unos 200 mil ciudadanos gozan de la protección. Guatemala ha solicitado, en diversas oportunidades el TPS, pero no ha logrado una respuesta favorable.