En el juzgado Séptimo de Primera Instancia Penal, la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI), presentó la acusación formal contra el expresidente del Congreso de la República, Gudy Rivera, por las supuestas presiones a la exmagistrada Claudia Escobar para que emitiera una resolución favorable a la entonces vicepresidenta Roxana Baldetti.

De acuerdo con el fiscal encargado del caso, Carlos de León, la acusación cuenta con 33 medios de prueba documentales y una declaración testimonial. Para el próximo lunes se tiene programada la audiencia de etapa intermedia, donde se decidirá si Rivera enfrente juicio.

El excongresista es señalado de ejercer supuestas presiones contra Escobar en 2014 para lograr un fallo favorable para el Partido Patriota, con el objetivo que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) no separara como secretaria general del partido a Baldetti.

Según las investigaciones, el exlegislador contactó a Escobar por medio de su abogado Vernon González, quien gestionó una reunión privada con la exmagistrada. En el encuentro el entonces diputado ofreció a la funcionaria su reelección a cambio de que otorgara dicho amparo que revocaría la decisión del TSE.

Escobar grabó la conversación sostenida con Rivera, donde se evidencia que González y Rivera expusieron a la magistrada la sanción del tribunal electoral, para luego ofrecerle la reelección a la Corte de Apelaciones, que se llevaría en el Congreso.