El vocero de la presidencia Heinz Heimann informó que los personeros de la empresa Maersk tenían interés de dar a conocer al mandatario Jimmy Morales que adquirieron de “buena fe” esta empresa”, y los pormenores de los servicios que darán en la Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ).

Maersk administra el 80 por ciento de la carga marítima que ingresa en el país. Heimann agregó que los representantes de esa compañía también se reunieron con la procuradora General de la Nación María Eugenia Villagrán, autoridades del Ministerio Público y con la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

Recientemente trascendió que Morales se habría reunido con delegados de la empresa y diferentes actores “por ello decidió reunirse con la tercera empresa marítima más importante del mundo”, y finalizó con que se deben garantizar los intereses del Estado de Guatemala.

“El Presidente está buscando los intereses del país a futuro”, destacó el portavoz, quien agregó que a esa cita fueron convocados diferentes funcionarios de Gobierno. Se tiene conocimiento que el encuentro se dio en la Casa Presidencial y que la audiencia fue formulada por la compañía al jefe de Gobierno.

“En la reunión no hubo ningún tipo de acuerdo”, destacó y dijo que se trata de un tema legal operativo con algún tipo de acciones precautorias a tomar hecho que corresponde a la PGN.

“En este momento no ha habido ninguna solicitud formal más que un planteamiento que hizo la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) en los medios”, describió Heimann sobre la posible petición de antejuicio hacia el mandatario por parte de esa bancada.