Una planta de tratamiento y reuso de agua se instaló en Retalhuleu como parte de una estrategia de sustentabilidad por parte del Ingenio Tululá en San Andrés Villaseca.

Los representantes de la empresa informaron que invirtieron más de Q11 millones en la instalación de maquinaria y tecnología esto aras de procesar y limpiar unos mil 200 metros cúbicos de agua por hora. Adelantaron que los estudios para hacer eso realidad se ejecutaron durante dos años.

Se estima que el agua que pasará por la planta de tecnología brasileña para su tratamiento es equivalente a 5 mil 300 galones por minuto y servirá para lavar la caña y las cenizas de las calderas durante el tiempo de cosecha, así como otras aguas residuales del proceso productivo. Anteriormente se utilizaban tres pozos accionados por motores eléctricos.

“Esta nueva tecnología permite hacer una utilización más eficiente de todos los recursos, reciclando hasta un 80% del agua utilizada.   A diferencia de las plantas tradicionales, en ella se eliminan las lagunas de sedimentación y maquinaria para mantenimiento de las mismas, por lo que se necesita muy poco terreno para su instalación y es de bajo costo de mantenimiento”, indica un comunicado de prensa.

El Ingenio en mención se dedica a la siembra, cultivo, corte y molienda de caña de azúcar obteniendo como resultado, mieles vírgenes que son la materia prima para la elaboración de los rones añejos.