En Guatemala se registran aproximadamente 48 mil 500 víctimas directas de trata de personas con fines de explotación sexual. Se presume que las ganancias obtenidas por este delito ascienden a los Q12,300 millones, lo que equivale al 2.7% del Producto Interno Bruto (PIB), más del presupuesto total de educación para la niñez y adolescencia.

Según UNICEF, Guatemala por su ubicación geográfica y condiciones de pobreza es vulnerable a la trata de personas con fines de explotación sexual, debido a que muchas personas buscan el medio de trasladarse hacia Estados Unidos.

Thelma Aldana, Jefa del Ministerio Público (MP)  señala que este delito es una grave violación a los Derechos Humanos de las mujeres, niñas y adolescentes, lo cual conlleva traumas físicos, psicológicos, enfermedades sexuales, desnutrición, aislamiento social, suicidio o la muerte en manos de explotadores o clientes.

Iván Velásquez, Jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) hace un llamado a reforzar las políticas públicas, presupuestos e investigación de estos hechos criminales para desmantelar las estructuras criminales.

Francisco Rivas, Ministro de Gobernación, comenta sobre un mapeo de suelo dentro de la inteligencia civil y policial, para detectar los focos de violencia para prevenir y disuadir los hechos de violencia,  además señala que la trata de personas es la tercera industria criminal más lucrativa.

De forma pública fue entregado por la CICIG y UNICEF el informe “Trata de personas con fines   de explotación sexual en Guatemala”

CIFRAS

Del 2,010 al 2,014 se registran 48,500 personas afectadas por trata de personas.

33 mujeres y niñas  por día sufren trata de personas y explotación sexual.

Mujeres, niñas y adolescentes trabajan 16 horas diarias los 30 días del mes.

Q1 millón 600 mil es la ganancia registrada por este delito.

De Q160.00 a Q1,600.00 es el estimado por cobro de servicios sexuales.