El viernes pasado se llevó a cabo una reunión al más alto nivel convocada por el BID en Washington D.C.  Al foro asistieron el Vicepresidente de los Estados Unidos, Joseph Biden y otros representantes del gobierno estadounidense, el Presidente del BID y los Presidentes de los tres países del Triángulo Norte de Centroamérica, así como empresarios de la región. 

Directores de FUNDESA y CACIF participaron en este importante encuentro, que se enfocó en discutir cómo llevar más inversión a los territorios menos productivos de los países y maneras en que, en el caso de Guatemala, se pueden generar más oportunidades que permitan elevar los ingresos de muchas personas que hoy buscan desesperadamente migrar, muchas veces de manera ilegal hacia los Estados Unidos, por la falta de empleos dignos en Guatemala. 

“La inversión empresarial será especialmente importante para impulsar la economía regional” comentó el Vicepresidente Biden, según lo reportó el diario Hoy de Los Ángeles, ante empresarios que han venido acompañando el esfuerzo del Plan Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte.  En el caso de Guatemala por ejemplo, fue valiosa la participación de los empresarios que participan activamente dentro del Consejo Privado de Competitividad y que han sido un apoyo vital para las acciones que el Programa Nacional de Competitividad (PRONACOM) está desarrollando en beneficio de la competitividad del país.

Es crucial que el esfuerzo que se está articulada con la recién lanzada Agenda Urbana, pueda priorizar un enfoque de inversión más acelerado en aumentar los factores que puedan incrementar la productividad en municipios cercanos a los territorios identificados como Ciudades Intermedias.  Mayor inversión en salud, educación y capacitación técnica vocacional, aunado a crear herramientas que permitan a las personas tener mecanismos para acceder a una justicia pronta y cumplida, son vitales para lograr el esfuerzo de generar empleos productivos en el país, que ayuden a reducir el incentivo a migrar.

La infraestructura del país es un factor fundamental para elevar la capacidad logística y reducir los altos costos de los productos de la canasta básica, que hoy sufren una inflación cercana a dos dígitos en departamentos como Alta Verapaz y que tienen a la mayoría de su población bajo la línea de la pobreza.  Para ello, tenemos que empezar por tener una visión que desde el Ministerio de Economía priorice una política económica, tomando en cuenta el costo de producir y transformar bienes y servicios hoy en varios municipios con baja productividad, que expulsa a la gente a buscar formas de ganarse la vida fuera de nuestras fronteras. @jczapata_s