El Congreso de la República integrará este martes la comisión pesquisidora que debe recomendar al Pleno si se le retira la inmunidad a la magistrada Blanca Stalling, quien es acusada por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y el Ministerio Público (MP) por el delito de tráfico de influencias.

Stalling presentó un recurso de amparo ante la Corte de Constitucionalidad (CC) para frenar el proceso, pero la Corte no ha resuelto y ello abre las puertas para que el Legislativo conforme la pesquisidora que estará integrada por cinco diputados electos por sorteo

El constitucionalista, Carlos Molina Mencos, afirma que el proceso solo se puede detener si la CC otorga un amparo provisional y de ser así, el proceso se suspende mientras se conoce el fondo del asunto y se retoma hasta que la Corte resuelva en definitiva.

Sin plazo

Si se diera el caso, dice Molina Mencos, que la CC otorga el amparo en definitiva, el proceso “se retrotrae a como estaba antes de que se presentara el amparo”.

Para Nineth Montenegro, diputada de Encuentro por Guatemala, la Ley en Materia de Antejuicio no fija un tiempo para que la pesquisidora entregue su informe al Pleno del Congreso; no obstante, señala que el Legislativo puede fijar un plazo y consideró que este no debe ser de más de 15 días.

El 11 de enero la CICIG y el MP solicitaron el retiro de la inmunidad a Stalling luego que el juez, Carlos Giovanni Ruano Pineda, denunciara supuestas presiones de la magistrada para que beneficiara a su hijo, en el juicio de corrupción conocido como IGSS-Pisa.