El rector de la Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac), Carlos Alvarado, tal como sucede con otros sectores representativos de la sociedad, subraya que apoyan los cambios a la Constitución en materia de justicia, pero manifiesta que no están de acuerdo con puntos esenciales del proyecto de ley.

Respaldan la creación del Consejo Nacional de Justicia para fortalecer la función de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), pero no apoyan que esta instancia tenga mayor poder que la propia Corte.

En relación con la jurisdicción indígena, enfatiza que este tema es innecesario incluirlo en las reformas porque ya es reconocido en la Carta Magna, además, es uno de los puntos que no figuraba en el planteamiento que hizo la Usac, Universidad Rafael Landívar y la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asíes), en 2011.

Tal y como están planteados los cambios, “se fortalece a la clase política y deja entrever que eso va en contra de los intereses de la población, la democracia y el Estado de Derecho”, señala Alvarado.

Esto es lo que opina la máxima autoridad de la Usac:

Historia de las reformas

En 11 de abril de 2011, la Usac, la Universidad Rafal Landívar y la Asíes, entregaron al Legislativo y a la instancia de jefes de bloque, una iniciativa de ley para reformar la Constitución en temas de seguridad y justicia.

La propuesta abarcaba modificaciones en cinco aspectos: Corte Suprema de Justicia, Carrera Judicial, asistencia legal gratuita, Ministerio Público y Policía Nacional Civil, pero la iniciativa fue engavetada en el Congreso de la República.

Un nuevo intento, pero con agregados

Pero en 2016 el tema volvió a discusión, pero esta vez impulsado por los tres poderes del Estado y organismos internacionales como la CICIG.

Estos son los momentos más importantes de la pretendida reforma a la Constitución:

Diferencias entre la propuesta de  Usac, Landívar y Asíes y la actual iniciativa

  • La propuesta de la Usac, Landívar y Asíes, mantiene, pero modifica, la forma de integrar las Comisiones de Postulación. La iniciativa actual, propuesta por los tres poderes del Estado, elimina las postuladoras.
  • La propuesta de la Usac, Landívar y Asíes, propone que los magistrados duren en sus cargos 10 años, en tanto que la presentada por los tres poderes del Estado sugiere que sean nueve años y que nueve de los 13 magistrados provengan de la Carrera Judicial.
  • Ambas propuestas eliminan la presidencia rotativa anual de la CSJ y del OJ; sin embargo, la Usac, Landívar y Asíes, plantearon que esta durara 5 años y la presentada por los tres poderes del Estado, propone 3 años.
  • La propuesta de la Usac, Landívar y Asíes no propone la creación del Consejo Nacional de Justicia y tampoco el reconocimiento de funciones jurisdiccionales a los pueblos indígenas.

Con información de Ana González