En un operativo en conjunto entre la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) del Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), se logró la captura de dos intermediarios entre los autores materiales e intelectuales del asesinato de los periodistas Danilo López y Federico Salazar, hecho ocurrido en Mazatenango en febrero del 2015.

Los detenidos son Marco Antonio Paredes y Marco Tulio Cano acusados por las autoridades de los delitos de asesinato, asesinato en grado de tentativa y asociación ilícita, de acuerdo con la investigación los detenidos son señalados de ser enlace entre los autores intelectuales y sicarios.

Por el momento los operativos continúan en busca de más evidencias que logren esclarecer el asesinato de los dos comunicadores.