La Corte de Constitucionalidad (CC), dejo sin efecto la elección de la magistrada Silvia Patricia Valdés como presidenta de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), y ordenó que se repita la elección dentro de un plazo de dos días.

El amparo fue interpuesto por la Fundación Myrna Mack, debido a que al momento de la elección el pleno de magistrados del Organismo Judicial, se encontraba conformado por 12 magistrados titulares y un suplente mientras que la ley establece que los 13 magistrados titulares elijan al nuevo presidente.

La CSJ se encuentra incompleta luego de la renuncia del exmagistrado titular Douglas Charchal en septiembre pasado por el caso TCQ y desde entonces el Congreso no ha nombrado al sustituto.

El argumento de la fundación es que los magistrados suplentes solo pueden conocer asuntos jurisdiccionales, por lo que la ilegalidad de la elección se fundamenta en este mal procedimiento porque ellos (los suplentes) no fueron elegidos por el Congreso y la elección del presidente de la CSJ es un asunto administrativo y no jurisdiccional.

Valdés fue electa como presidenta de la CSJ el pasado 26 de septiembre, propuesta por la magistrada Blanca Aída Stalling, quien actualmente tiene un proceso de antejuicio en su contra por presuntamente presionar al juez Carlos Ruano para que resolviera a favor de su hijo Otto Fernando Molina Stalling, implicado en el caso IGSS-Pisa.