El expresidente Oscar Berger llegó a la audiencia española para defender con su testimonio al exministro de Gobernación en su gobierno Carlos Vielmann acusado de la ejecución extrajudicial de 8 reos. En su testimonio ante la jueza española, Berger expresó que conoce a Vielmann “desde el colegio”.

Berger declaró que dicha operación llamada en su momento “Pavo Real” fue muy valiente y aplaudida por la sociedad guatemalteca y la prensa.

“El Estado estaba debilitado y el sistema carcelario en crisis permantente…. había que oxigenar y entonces se tomó la decisión de Estado de controlar la prisión. Pavón estaba bajo el control de los presos aglutinados en un llamado comité de orden y disciplina”, declaró.

[quote_center]La toma de la prisión fue pacífica y sin violencia. La muerte de los reos fue producto de un enfrentamiento entre ellos y las fuerzas de seguridad”, jutificó Berger.[/quote_center]

Al ser cuestionado por el fiscal español sobre lo que sucedió después de haber tomado el control y no dejaron entrar a personal de la PDH, contestó: “cuando había seguridad y control todos tuvimos acceso” y así dejó claro que fueron los expertos los que decidían quienes podían o no entrar.

Sin embargo en las declaraciones rendidas por un policía español, aseguró que los disparos que recibieron los reos no fueron producto de un enfrentamiento, sino fueron balazos que les dieron a quemarropa.

También puede leer: