Abogados de la defensa del expresidente Otto Pérez Molina y de la exvicepresidente Roxana Baldetti, cuestionan la aceptación de un tercer colaborador eficaz de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI), del Ministerio Público (MP), en el caso La Línea, pues consideran que no tienen pruebas para sindicar a sus defendidos.

Ello luego que el Juzgado de Mayor Riesgo B, aceptara como colaborador a Jorge Alfredo Guillén Sagastume. Según la pesquisa del MP, el aludido fungía como encargado de la Aduana Santo Tomás de Castilla y permitió que se realizaran operaciones de defraudación aduanera en dicho lugar.

Además de Guillén, también fungen como colaboradores eficaces Salvador Estuardo González, alias “Eco”, y Juan Carlos Monzón, exsecretario privado de Baldetti.

Cesar Calderón, abogado de Pérez Molina, dice que todos los colaboradores eficaces no deberían gozar de beneficios.

“Son tan culpables como ellos mismos, se revelan a sí mismos, por otro lado son exagerados y siempre dicen más de lo que tienen que decir, es una fuente inexacta utilizada por el ente investigador y la CICIG, que es su plataforma mejor estructurada para acusar a una persona”, enfatiza.

Calderón analiza impugnar la colaboración eficaz de quien fue aceptado este lunes en la etapa intermedia, proceso que continuará el próximo lunes.

Mientras tanto, Gustavo Juárez, abogado defensor de Baldetti, dice que el MP está utilizando a los colaboradores eficaces porque “no tienen un caso armado para acusar a quienes ha sindicado en La Línea.”