El presidente Jimmy Morales anunció que la próxima semana podría abrir la Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ).

“Dios mediante la próxima semana damos el anuncio de que empieza a funcionar TCQ, aun cuando tenemos un problema legal que debe ser resuelto”, según la Agencia Guatemalteca de Noticias (AGN).

De acuerdo con las autoridades, al entrar en funcionamiento, esta terminal se convertirá en la más grande de Centroamérica y podrá recibir barcos con mayor carga. El área fue supervisada por el mandatario y la titular de la Procuraduría General de la Nación (PGN), Anabella Morfín, el 1 de agosto como parte del análisis institucional para determinar las acciones a seguir.
La ampliación del puerto Quetzal, en Escuintla, se adjudicó mediante un usufructo oneroso entre TCQ y la Empresa Portuaria Quetzal (EPQ), con un contrato por 25 años prorrogables por un terreno de unas 34 hectáreas, sin embargo investigaciones del Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), aseguran que el contrato se suscribió por una serie de actos de corrupción entre funcionarios del Gobierno del Partido Patriota.
Entre los actos al margen de la ley, destaca un millonario soborno recibido supuestamente por el expresidente Otto Pérez Molina y la exvicepresidenta Roxana Baldetti.