El Congreso de la República se apresta a ratificar el convenio 175 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), instrumento legal que permitirá a Guatemala ponerse al nivel de otras naciones que promueven el trabajo parcial.

En la agenda de la primera sesión del Legislativo está previsto este punto, el cual es visto con optimismo por el sector empresarial, pues se considera necesario para que estudiantes, madres de familia y otras personas que buscan laborar por horas, tengan esta opción.

Luego de la ratificación, se espera que se aprueben los reglamentos o marcos regulatorios complementarios para que cobren vigencia leyes que promuevan empleo formal, pues este convenio es el respaldo para que, aunque se trabaje menos de la jornada laboral ordinaria, las personas gocen de protección social, entre otros beneficios.

José González Campo, presidente del Cacif, considera favorable el paso que dará el Congreso ya que genera certeza jurídica a los empleadores y trabajadores.

Mientras tanto, Juan Carlos Zapata, de la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa), coincide con González y considera que este es el primer paso para respaldar una política de empleo formal.

 

Restricción actual

Por ahora es imposible contratar a una persona y pagarle solo por las horas que trabaje, pues la legislación establece que aunque no se labore la jornada completa, se debe reconocer el monto total.

Sin embargo, ratificar el convenio de la OIT propiciará esta oportunidad y según abogados expertos, en la Constitución se dejó abierta esta posibilidad como una excepción, y la única condición establecida por el organismo internacional es la que el empleado esté protegido por el Seguro Social.