Como cada inicio de año, la Cámara del Agro presentó a sus socios los resultados de un estudio económico de prospección agrícola en el que se presentaron las estimaciones de crecimiento económico del sector agro en el 2016 y las expectativas de crecimiento para 2017 ubicadas en 3.7%.

“Los factores positivos que incidieron en el desempeño del sector, según una encuesta realizada a los socios de CAMAGRO a finales del año anterior, son innovación, productividad y clima.  Y los factores que impactaron negativamente a las empresas agropecuarias son: el tipo de cambio, la inseguridad y la conflictividad derivada de invasiones a la propiedad privada”, expresó Nils Leporowski Presidente de CAMAGRO.

Los empresarios del sector tienen expectativas positivas para 2017 y por supuesto para poder alcanzar esta expectativa positiva es urgente que la Política de Gobierno esté orientada con acciones concretas orientadas a la reactivación de la economía, la generación de empleo y el crecimiento económico.  En donde el sector agro es uno de los sectores -que por su peso en la economía y el empleo- pueden ser uno de los principales y más dinámicos motores”, indicó Leporoski.

Durante el evento CABI presentó el estudio “Brechas de Productividad Agrícola” que fuera elaborado a solicitud de CAMAGRO basándose en un indicador que analiza los flujos de comercio identificando el comportamiento del crecimiento en la demanda de los principales productos agrícolas y el estado de la oferta o capacidad de producción actual.

“La última vez que se realizó el censo agrícola en Guatemala fue en el año 2003, lo que hace prácticamente imposible determinar la oferta de productos agro en el país.  Y aunque el agro en cifras (elaborado por el MAGA) es una fuente importante de información, no contiene la totalidad de los productos agro. Por el lado de la demanda, la ENCOVI nos da algo de información, pero tampoco contiene todos los productos y es una encuesta que se realiza cada 3 años por lo que la mejor manera que identificamos para hacerla es viendo los flujos de comercio, y allí hemos confirmado que hay mercados de excedentes. Ya que la balanza comercial agrícola total de Guatemala es positiva y se calcula en 4.3 millardos de dólares americanos”, informó Paulo De Léon, Director y Analista Senior de CABI.

Cacao, café sin tostar, frutas frescas, frutas procesadas, vegetales frescos, vegetales procesados, azúcar, aceite de palma, entre los productos con una balanza comercial positiva. Otros productos como chocolate derivados del cacao,  café tostado y sus extractos, carne y productos de carne, cerdo y productos de cerdo, carne de aves y productos de aves, productos lácteos, los productos con balanza comercial deficitaria, según el informe presentado.

Qué se espera para el 2017

Dentro de los escenarios para el 2017,  el estudio considera cuatro factores de riesgo para la economía mundial: el factor China,  el factor Europa, la guerra de monedas, y el factor Trump en Estados Unidos. Siendo los primeros dos, escenarios de riesgo desfavorable y los últimos dos, incluyendo el factor Estados Unidos, escenarios que en el mediano y largo plazo pueden incidir favorablemente en el crecimiento de las economías según CABI.

De acuerdo a lo presentado por CABI, para Guatemala, se estima que cuando se oficialicen los datos del último trimestre de 2016, el crecimiento económico se ubicará entre 3% y 3.2% y se proyecta que para 2017 el PIB nacional crecerá entre 3.4% y 3.6%.  Señalándose  sin embargo, seis factores que explican la desaceleración y su prospección.

“La falta de claridad económica y agenda durante el primer año de Gobierno, la liquidez en quetzales derivado de la falta de calidad técnica y datos dudosos por parte de las instituciones gubernamentales, y las condiciones de largo plazo relacionadas al impacto del tipo de cambio del peso mexicano, están entre los factores que mayor impacto negativo están generando a la economía. Todos son factores que pueden ser revertidos si existe el convencimiento técnico y la voluntad política.  Pero deber ser ya.  Es urgente que el Presidente y su Gabinete tomen en cuenta esto de manera seria y se pongan a trabajar en acciones concretas”, dijo el Director de CABI.

Agregó que “en cuanto al tipo de cambio, debido al fuerte impacto del peso mexicano y la coyuntura de los mercados cambiarios, es necesario que al menos se evalúe si la Política Monetaria (elaborada en 1993) responde hoy a la realidad de los mercados y si en efecto, ésta contribuye al desarrollo económico del país”.

El ministro de economía Ruben Morales, junto al ministro de agricultura Mario Méndez y el presidente interino del Banco de Guatemala, Sergio Recinos, participaron en un panel que fue moderado por la Directora Ejecutiva de CAMAGRO, en donde conversaron sobre los resultados del estudio presentado,  así como sobre las acciones que serán impulsadas por el Gobierno durante 2017 para atender la “Agenda Prioritaria para la Política de Productividad Agrícola” presentada por CAMAGRO, y dar respuesta a las demandas de las empresas y productores del sector agro en cuanto a facilitación y promoción de la competitividad agrícola.

“El cierre de las negociaciones comerciales con la República de Corea del Sur, la puesta en marcha efectiva de la Unión Aduanera con Honduras, las acciones necesarias para la entrada en vigencia y rápida implementación del convenio 175 de la OIT que promueve el trabajo a tiempo parcial, la revisión técnica de los indicadores y metodología del INE para el cálculo de la canasta básica y otros estudios”, expresó Carla Caballeros, Directora Ejecutiva de CAMAGRO

También solicita la priorización del VISAR como eje central del Ministerio de Agricultura para garantizar el cumplimiento de las medidas de sanidad animal y vegetal a nivel nacional y en los mercados de exportación, el cumplimiento de los compromisos internacionales como la aprobación en el Congreso de la República de la Ley UPOV que brinde certeza jurídica a la innovación e investigación agrícola, continuar con la elaboración del mapa de suelos en el MAGA,

Así mismo solicitan la reactivación del plan nacional de caminos rurales, la aprobación de la Iniciativa de Ley para la Armonización de la Prevención del Trabajo Infantil, y avanzar con el catastro a nivel nacional, aprobar una ley técnica para la gestión del agua, y modificación del ´régimen fiscal que facilite la transición hacia la formalidad, son las 12 acciones que para CAMAGRO se hace necesario que el Gobierno priorice en los 12 meses del año 2017”, concluyó.