En 2014 las autoridades establecieron que para las importaciones de cuadriles de pollo se estaban utilizando dos partidas arancelarias que no fueron negociadas en el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (CAFTA) y que permitían que ese producto, que se empezó a desgravar paulatinamente en 2016 a partir de una tasa del 15 por ciento, ingresara al país con cero arancel.

El problema se corrigió el año pasado y a partir de ahí los importadores empezaron a afirmar que se había impuesto un arancel a la importación de cuadriles, lo cual, según el Ministerio de Economía (Mineco), no ocurrió. Además, argumentan, que el Ministerio no tiene potestad para poner, quitar o cambiar aranceles.

En el CAFTA quedó establecida la cantidad de toneladas métricas de cuadriles de pollo que podrían ingresar en el país sin pagar arancel y una vez superada esas cantidades, se debería pagar el impuesto de importación del 15 por ciento y el cual se empezó a desgravar de manera paulatina a partir del año pasado y así continuará hasta llegar a cero en 2023. Así está documentado en el Sistema de Información sobre Comercio Exterior de la OEA, afirman las autoridades.

Importación de cuadriles desde EE.UU. según lo acordado en el CAFTA

Año                 Toneladas métricas     Arancel a importaciones

con cero arancel          superiores a la cuota

 

2006                            21,810                         15%

2007                            21,810                         15%

2008                            20,494                         15%

2009                            19,179                         15%

2010                            17,683                         15%

2011                            16,548                         15%

2012                            15,232                         15%

2013                            13,917                         15%

2014                            12,601                         15%

2015                            11,285                         15%

2016                            9,970                           13.8%

2017                            8,654                           12.5%

Fuente: www. Sice.oas.org/trade/cafta/CAFTADR/anexo3-3notas.pdf

El error

Las partidas arancelarias, que se introdujeron en el esquema de importación desde Estados Unidos (EE.UU.), y cuyo error fue corregido en 2016, fueron  aprobadas por el Consejo de Ministros de Integración Económica Centroamericana (Comieco) y solo aplican en el comercio regional centroamericano y terceros países con los que no se tiene acuerdo comercial.

Estas corresponden, según el Sistema Arancelario Centroamericano (SAC) a muslos y piernas, incluso unidos; muslos y piernas que incluyan en su presentación otros trozos incluso unidos ya sea frescos o congelados. Según las reglas del comercio internacional, no se puede  dar dos tratamientos arancelarios diferentes para un mismo producto proveniente de un mismo lugar.

Análisis del Mineco da cuenta que la importación de cuadriles ingresó en el país por algún tiempo sin pagar arancel, como consecuencia del uso de partidas que no corresponden al TLC, y el precio al consumidor nunca final no bajó y que los únicos que se beneficiaron fueron los importadores.

Cómo entender la confusión sobre el precio del pollo en cinco pasos:

  1. El precio del pollo no ha sido aumentado, nada más se reguló el impuesto (arancel) para algunas piezas que son importadas.
  1. Los importadores hace algunos años, utilizaron partidas arancelarias establecidas en los acuerdos de libre comercio con Estados Unidos, que les permitían ingresar algunas piezas de pollo sin cancelar ningún impuesto.
  1. La SAT y el Ministerio de Economía se percataron de los hechos y corrigieron el error.
  1. Los cuadriles (piezas de pollo que pagan impuestos al ingresar al país después de ingresar 8 mil 600 toneladas métricas) no tienen mercado en los Estados Unidos, y por ello son importadas en su totalidad a otros mercados.
  1. La industria avícola de los Estados Unidos es subsidiada por el gobierno, lo que permite que la producción sea más grande y competitiva en relación con otras industrias avícolas del mundo.