Con el propósito de reducir la conflictividad y garantizar certeza jurídica, el Ministerio de Trabajo estableció un cronograma que pretende agilizar la puesta en vigencia de los reglamentos de los Convenios 175 (trabajo a tiempo parcial) y 169 (Pueblos Indígenas).

El Convenio 175 fue ratificado por el Congreso de la República en enero de 2017 y según la ministra de Trabajo, Leticia Teleguario, esperan que en un año cobre vigencia, luego de cumplir con los plazos establecidos por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y depositar el documento en la sede de esa entidad, pero mientras tanto, ya preparan la reglamentación.

En el caso del Convenio 169 es prioridad porque lleva 20 años de ratificado y siempre ha encontrado obstáculos para reglamentarlo; sin embargo, Teleguario asegura que es una de las prioridades del gobierno de Jimmy Morales.

Estos instrumentos legales benefician al país porque promueven la inversión al dar certeza jurídica y son necesarios porque derivan en más fuentes de empleo, lo cual al final significa mejorar las condiciones de vida de miles de guatemaltecos, opina Óscar Emilio Castillo, presidente de la Cámara de Industria de Guatemala (CIG).

Añade que estos temas son prioritarios para evitar que siga la conflictividad por el bien del país y para modernizar la economía nacional.