El juzgado B de Mayor Riesgo a cargo del juez Miguel Ángel Gálvez inició este lunes la audiencia de etapa intermedia del caso conocido como “La Línea” después de haber sido aplazada en varias ocasiones. Dicho caso involucra a los altos funcionarios del gobierno del Partido Patriota al ex presidente Otto Pérez Molina y a la ex vicepresidente Roxana Baldetti.

La defensa de Pérez Molina presentó un recurso de recusación en contra del juez Miguel Angel Gálvez, el cual fue dictado sin lugar ya que se basaba en la duda de su imparcialidad, además de alegar que el juez había brindado su opinión del caso a algunos medios de comunicación.

Por su parte la defensa de Roxana Baldetti, solicitó al juez que la ex vicepresidente compareciere por medio de videoconferencia estas audiencias, la razón es que la ex mandataria considera que está en peligro su integridad física al haber recibido amenazas en su contra, cuestión que también fue denegada por el juez Gálvez.

Dando así a la continuidad del caso “La Línea”, la cual llevaba más de un año sin poder llevarse a cabo. Esta etapa es la correspondiente para decidir si los implicados van a juicio por los delitos planteados por el Ministerio Público.

En esta audiencia el MP detalló que cuenta con los suficientes elementos de prueba y mostró por medio de diapositivas la forma de operar de la  estructura criminal, la que supuestamente era liderada por Pérez Molina y Baldetti Elías.

La audiencia fue aplazada para el próximo miércoles en donde el MP continuará con la presentación de más elementos de prueba.