Fueron diez minutos que el Barsa sudó frío, diez minutos de sufrimiento que volvieron a dejar al Atlético de Madrid en la orilla de la gloria. Los diez guerreros de Simeone batallaron hasta el final, pero los nueve de Luis Enrique defendieron a capa y espada el 1-1 que les da el pase a final de la Copa del Rey, la cual se disputará en mayo.

Los colchoneros buscaban remontar el marcador del juego de ida, donde el Barça se impuso 2 goles por 1, mientras que los azulgranas iniciaron el partido con graves fallas, permitiendo que el Atlético generara ocasiones de gol que no pudo concretar.

Todo indicaba que el primer tiempo terminaría empatado, pero una extraordinaria jugada de Messi abrió la puerta para el gol de Luis Suárez al minuto 43′. El Atlético no desmayó y al 83′, por medio de Kevin Gameiro, logró el empate, un amargo empate que se prolongó hasta el final, y derivó en cólera, porque los capitalinos, otra vez, fallaron un penal.

El Barsa defenderá el título que ganó la temporada pasada frente al Atlethic de Bilbao y este miércoles conocerá a su rival que saldrá del choque entre el Celta de Vigo y el Alavés, final que no jugarán ni Sergi Roberto y Luis Suárez por expulsión.