“La meta de la educación es el avance en el conocimiento y la diseminación de la verdad”.
-John F. Kennedy.

El refrán de las abuelas es: “Las comparaciones son odiosas.” La comparación anual se publicó la semana pasado, con el ranking de los colegios de acuerdo a los resultados de las pruebas de los graduados 2016.

De acuerdo al Diccionario de la Real Academia Española, la palabra ranking, escrita así en su anglo-expresión, se define como: “Clasificación de mayor a menor, útil para establecer criterios de valoración.”; y “mejor” se define como “Superior a otra cosa y que excede en una cualidad natural o moral”. Se añade el termino relativo “1. Que guarda relación con alguien o algo. 2. Que no es absoluto. 3.No mucho en poca cantidad o intensidad. 4. Discutible, susceptible de ser puesto en cuestión.”

La quinta edición anual de la revista Contra Poder presentó su ranking de los mejores resultados por carrera en 30 colegios, un orden jerárquico de acuerdo a los resultados de los exámenes obligatorios y no vinculantes del Ministerio de Educación para los alumnos del último año del nivel de diversificado. Como allí se explica, es una prueba estandarizada sobre las competencias adquiridas en dos aspectos puntuales: matemática y lenguaje. Además se detallaron los rankings de acuerdo a las carreras cursadas: Bachillerato, Secretariado, Magisterio de Preprimaria, Perito Contador. Se incluyeron a los centros educativos fuera de la capital y a la educación pública, también los centros educativos con una población estudiantil más pequeña, ampliando así la visión del lector para la inclusión de factores adicionales; una vista general y cerrada de la población graduada no es coherente con la variedad en la realidad.

De acuerdo con la definición citada del DRAE, una clasificación pretende establecer criterios que exceda una cualidad natural o moral. Se añade el concepto que este jerarquía es relativo, no es absoluto, pues cada alumno es un individuo, y cada centro educativo es un proyecto educativo único.

Como indicaron los directores de centros educativos con sostenidos logros, entrevistados en la edición del año anterior, no es una aplicación académica enfocada en aprobar un examen; si se analizan las estrategias implementadas son de una guía continua, un acompañamiento integral del alumno, desde los niveles iniciales, culminando en la promoción del nivel medio. La mayoría de ellos enfatizan que es un proceso acumulativo de desarrollo de las competencias, involucrando a los padres de familia y la comunidad. Es una labor de la comunidad educativa; el evidente éxito es de trabajo en equipo.

Las estrategias que comparten los profesionales, son los elementos de la ruta a elegir; si la estadística nacional demuestra un cierto estancamiento en el perfeccionamiento de las competencias, aunque los resultados en la comprensión de lectura gozaron de una alza en este año, la ruta de la mejora es evidente con el aporte de los centros educativos que aplican variadas e innovadoras metodologías, y se evidencian en los resultados positivos.

El Ministerio de Educación de Guatemala, MINEDUC, tiene la obligación constitucional de supervisar a los centros educativos privados “… funcionarán bajo la inspección del Estado” Art. 73 , y el sistema de Supervisión Educativa es el ente institucional que debe velar por ella. Se pregunta entonces, si hay modelos que obviamente y de forma continua arrojan resultados exitosos, no solo en dos aspectos puntuales, sino que también en la formación integral de la persona, porque no adoptar estos modelos, con una adaptación de acuerdo a la visión de cada institución educativa.

DIGEDUCA, la Dirección General de Evaluación e investigación Educativa, aclaracó en la página web de MINEDUC que los resultados de las pruebas de graduados no deben ser fuente de clasificación de los centros educativos ni reflejo de la calidad del servicio educativo prestado, sino que es uno de los muchos indicadores de la calidad educativa. (http://www.mineduc.gob.gt/digeduca/?p=estudiantesFrame_reporteGeneralPorNombre2015.asp)

El proceso educativo es complejo; un tejido de variados procesos que no se pueden generalizar, pues cada alumno que participa es distinto a su par, y cómo él arriba a una meta, puede ser una ruta opuesta. Los elementos esenciales: los talentos individuales; los centros educativos que atienden a poblaciones de todo estrato socio-económico; la nutrición, un factor inamovible; la influencia de la una educación desde los niveles iniciales; la entrega con entera vocación de los docentes que marca positivamente a los alumnos; una supervisión consciente y continua de los procesos educativos asegura por una mejora sostenida, y la resolución oportuna de problemas. Lo que es imperativo es que las rutas estén disponibles.

Sin duda alguna, la perfección es la meta en un proceso que nunca termina; alcanzar el aprendizaje es el fin, el logro es individual; la mística educativa se identifica y se demuestra en su colectivo.

Como un apostrofe, hay aproximadamente cinco centros educativos privados en el país, no todos con el nivel de Diversificado, si la gran mayoría.

 

República es ajena a la opinión expresada en este artículo