Es evidente que en Guatemala las cosas están empezando a cambiar, pero cuando eso se logra se llega a incomodar a las viejas estructuras que parece no dejaran que les arrebaten su cuota de poder, que les ha permitido durante mucho tiempo mantenerse en una posición de privilegio y de menosprecio a quienes buscan encausarse por el bien común.
Por eso creo que es indignante ver como se menosprecia a aquellos que buscan ser un cambio positivo para la sociedad, y tan necesario para un pueblo que busca igualdad y equidad, y digo todo esto, porque resulta indignante el que un diputado realizará un comentario tan despectivo sobre personas con discapacidad, haciéndolas ver como un gasto, y eso demuestra que todavía nos encontramos ante una barrera de discriminación, con la que se ha luchado por varios años.
Y es que esa lucha se ha dado con el fin de buscar igualdad y equidad, que hoy tanta falta hacen a este pueblo que sufre por la falta de oportunidades para todos, es por ello que en las mismas normas siempre se debe procurar que las personas sin exclusión tengan acceso por igual.
Creo en la igualdad y en la equidad, y es por eso que considero se deben buscar los mecanismos para que aquí esto se convierta en una realidad, sé que la lucha que hacen las personas con discapacidad por la aprobación de una Ley, es para dar esperanza a quienes la han perdido en una sociedad que parece no darle mayor importancia a lo que ocurre con las demás personas y más bien parece que solo pensamos en lo que nos afecta a manera individual.
La realidad en Guatemala para las personas con discapacidad, es difícil y va cuesta arriba, sus limitantes son muchas y no digamos el encontrar una forma de subsistir para ellos y su familia, y hay que dejar en claro que en ningún momento es como lo dice el diputado, de que solo son un gasto para el Estado, cuando ellos también aportan a lo que hoy somos como sociedad.
Es aquí en ese aporte, que quiero dejar en claro que a diario vemos como todos, sin excluir, aportan a una mejor sociedad, por lo que ese comentario tan despectivo resulta aberrante y sin sentido, y más aun viniendo de un congresista representante de la sociedad, que solo refleja ese actuar mezquino que siempre lo ha caracterizado.
Por eso es urgente que las autoridades busquen soluciones claras, ya basta de retrocesos y entrapar acciones que son para mejorar condiciones de vida, hay que darle una esperanza a quienes lo necesitan para seguir adelante, no podemos dejar por un lado la necesidad de los demás.
Hoy aplaudo la decisión de denunciar estos actos, porque si llegamos a quedarnos callados no tendremos ningún avance, y hay que dejar bien claro que el país que queremos no aceptará más ese tipo de señalamientos mezquinos y abusivos.
Hay que tener claro, que debemos luchar por una Guatemala unida y sin prejuicios, recordemos que todo esto no se logrará si no empezamos desde cada uno de nosotros, no permitamos que perdure la barrera de la discriminación, porque todos por igual y sin excepción tenemos derecho a educación, justicia, salud, seguridad y trabajo.
República es ajena a la opinión expresada en este artículo