Blanca Stalling, magistrada de la Corte Suprema de Justicia, compareció esta noche ante la juez de turno Carol Patricia Flores del Juzgado Séptimo de Instancia Penal, donde fue informada del motivo de su detención por lo que fue enviada a la cárcel de la base militar Mariscal Zavala.

Stalling quedará en prisión provisional y será trasladada por petición de la defensa que logró librarla de que pasara la noche en la carceleta de tribunales ya que según su defendida, teme por su vida.

La togada comparecerá la mañana de este jueves en el Juzgado Séptimo donde se llevará a cabo la audiencia de primera declaración a las 9 de la mañana.

Captura de Stalling

A la aún magistrada de la CSJ le fue retirada la inmunidad por el Congreso de la República por recomendación de una Comisión Pesquisidora el 2 de febrero. Ese mismo día fue arraigada.

En horas de la mañana de este miércoles fue girada su orden de captura, sin embargo las autoridades no la encontraron en su residencia y buscaron varios hospitales privados sin tener suerte.

Personas que la reconocieron alertaron a las autoridades que se encontraba en una abarrotería de la zona 9 y portaba una peluca por lo que se trasladaron al lugar para detenerla.

Al momento de su detención le decomisaron un arma con la que, según las autoridades, tenía pensado disparar a los elementos de la Policía Nacional Civil y después se quitaría la vida.

La magistrada es acusada por el MP y CICIG, por el delito de tráfico de influencias al presuntamente presionar al juez Carlos Ruano para beneficiar a su hijo Otto Fernando Molina Stalling, sindicado en el caso de corrupción conocido como IGSS-PISA.