La magistrada Blanca Stalling fue capturada por fiscales del Ministerio Público y trasladada a Tribunales al Juzgado Séptimo por el delito de tráfico de influencias a la espera de comparecer ante juez.

Stalling se encontrada en una abarrotería en la zona 9. Vestía un pants azul, sudadera blanca y tenía una peluca roja, sin embargo las autoridades fueron alertadas por varias personas que identificaron a la magistrada.

En el transcurso de la mañana su abogado Gustavo Juárez presentó un último recurso para evitar la captura de su patrocinada y cambiar la orden de captura por una citación.

La magistrada se encontraba en su vivienda al momento de su captura. Al llegar al sótano de Tribunales esposada no tardó en despotricar en contra de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala y el Ministerio Público al decir que son “unos mentirosos y farsantes”.

Entre otros señalamientos afirma que “esta corte”, refiriéndose a la Corte Suprema de Justicia, va a caer. “Estamos como Alemania. La CICIG es una Gestapo puede hacer lo que le da la gana”.