Un informe detallado de las acciones que está tomando la Empresa Portuaria Quetzal (EPQ), con relación al inminente inicio de operaciones de la Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ), deberá dar hoy ante el pleno del Congreso de la República el ministro de Comunicaciones, Aldo García.

“Será en el pleno donde se pueda dilucidar muchas de las dudas que aún tenemos. Entre ellas, la situación del proyecto como tal, la utilización nuevamente del usufructo oneroso, la insistencia de generar las operaciones de la empresa cuando hay un proceso jurídico en marcha y está en proceso  una acción legal de nulidad. Entonces, queremos que nos expliquen el objetivo del presidente Jimmy Morales de querer echar andar TCQ a como dé lugar”, señala Orlando Blanco, diputado de la UNE.

El funcionario es citado luego de que la semana pasada se anunciara que EPQ dio el visto bueno a la primera fase de la infraestructura de TCQ, lo que abre las puertas para que la terminal privada pueda empezar a operar.

La UNE rechaza esta decisión porque según esa bancada “el contrato de usufructo oneroso de TCQ es cuestionado, existe una acción legal que busca anularlo, fue negociado y hecho a la medida de la empresa y es producto de la colusión de funcionarios del gobierno pasado”.

Contraloría prepara informe

Mientras tanto, la Contraloría General de Cuentas (CGC), pidió un tiempo adicional para entregar un informe solicitado que incluya un análisis para establecer si la EPQ debió recibir la primera fase de la obra a TCQ.

“Hasta el martes  la gerencia general de la Portuaria nos envió la documentación que nos hacía falta para terminar nuestro análisis. Esta es, todo el expediente de la recepción de la fase uno de TCQ. Sobre lo que vamos a emitir opinión es si es conveniente o no la recepción cuando el contrato tiene algunos señalamientos de irregularidades”, afirma César Elías, auditor de la CGC.

El funcionario no descartó que el estudio se entregue en los siguientes días, pero evitó precisar una fecha concreta.