Tras denuncia presentada por la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), la Fiscalía de Delitos Económicos determinó que el Estado dejó de percibir Q14,930,091.09  en concepto de impuestos, luego que la entidad Grupo Inmobiliaria de Occidente S.A., supuestamente omitió el pago del  Impuesto al Valor Agregado, Impuesto Sobre la Renta e Impuesto de Solidaridad, durante el período 2008 y 2009, al efectuar compraventa de lotes en Quetzaltenango con un precio superior al declarado en las facturas y en el Registro General de la Propiedad.

La Inmobiliaria de Occidente S.A., que funciona en la Iglesia Bethania de Quetzaltenango, también ofrecía la construcción de casas y recibió ingresos que tampoco reportó a la SAT.  A la presente fecha, con multa e intereses del monto defraudado, la cifra a pagar supera los Q46 millones, según un boletín de prensa del Ministerio Público.

Las oficinas de la empresa son allanadas por el Ministerio Público.

Grupo Inmobiliario de Occidente realizó, en residenciales Valle de las Rosas y Valle de las Gardenias, Quetzaltenango, compraventa de lotes a un precio de Q50,000.00, depósitos realizados a cuentas bancarias de la sociedad anónima, y entregó  facturas por el precio de Q1,000.00 a los compradores y los inscribió con igual cantidad en el Registro General de la Propiedad.

Posteriormente, la inmobiliaria ofrecía la construcción de la casa para lo cual las personas depositaban el dinero a la inmobiliaria; sin embargo, no entregaba facturas, con lo cual lograron ocultar los verdaderos ingresos.

En el caso se encuentra sindicado Byron  Buanerges Sales Curiel, en calidad  de Representante Legal y Gerente General de la inmobiliaria, quien fue detenido anoche en la vía pública en Quetzaltenango por existir una orden de aprehensión en su contra por defraudación tributaria.