La jueza Rosmery López, titular del Juzgado de Paz de turno, decidió enviar el expediente de la magistrada Blanca Aída Stalling al Congreso de la República para que se decida si le retira la inmunidad para poder ser procesada por otro delito ya que solo se le retiró el antejuicio por el delito de tráfico de influencias.

La juzgadora hizo un análisis jurídico sobre el caso de la magistrada e indicó que Stalling aún no ha sido destituida del cargo, solamente ha sido suspendida y debe apegarse a lo que la ley establece, por lo deberá ser el Organismo Legislativo quien autorice la formación de una nueva causa contra ella.

López dice que actúo con independencia judicial y que solo respeta las garantías constitucionales por lo que se inhibió de conocer el caso contra Stalling. Es de recordar que la magistrada se encuentra ligada a proceso y en prisión preventiva por el delito de trafico de influencias luego que el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) la denunciara por haber supuestamente presionado al juez Carlos Ruano para beneficiar a su hijo Otto Fernando Molina Stalling vinculado al caso de corrupción denominado IGSS-PISA.

Foto Emisoras Unidas.