Ciudad de Panamá, Panamá | AFP |

La fiscalía especial anticorrupción de Panamá solicitó a Interpol emitir una alerta roja para detener a los hijos del expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014), Ricardo y Luis Enrique Martinelli Linares, acusados de cobrar presuntos sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

En una nota remitida a la Dirección de Investigación Judicial de la Policía panameña, publicada este lunes por varios medios locales, la fiscal Tania Sterling pide “notificación roja” para “los señores Ricardo Alberto Martinelli Linares (y) Luis Enrique Martinelli Linares”, ambos hijos del exgobernante.

La petición de la fiscal, con fecha 1 de febrero, fue confirmada a la AFP por la Policía Nacional de Panamá y por una fuente de las investigaciones bajo condición de anonimato.

La solicitud para detener a los hijos de Martinelli sería por la “supuesta comisión del delito contra el orden económico”, según la nota.

Uno de los abogados de la familia Martinelli, Carlos Carrillo, comentó a la AFP que la defensa aún no había recibido copia de la petición, pero “entendemos que es cierta”.

Según la Fiscalía, “tres sociedades anónimas en las que figuran como beneficiarios los hijos del exmandatario recibieron millonarias cifras entre  2009 y 2012”, publicó el diario La Estrella de Panamá.

El rotativo informó que las transferencias se efectuaron “a través de varias empresas offshore que la constructora Odebrecht utilizó para hacer pagos indebidos a funcionarios públicos alrededor del mundo”.

Ricardo y Luis Enrique Martinelli habría recibido más de 20 millones de euros a través de varias sociedades, según investigaciones.

Odebrecht pagó en Panamá, entre 2010 y 2014, más de 59 millones de dólares en sobornos a cambio de contratos valorados en más de 175 millones de dólares, reveló hace semanas el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Por este caso han tenido que declarar en Panamá Mario Martinelli, hermano del expresidente, y varios exfuncionarios.

La fiscal jefe, Kenia Porcell, informó  que se han formulado cargos contra 17 personas por el escándalo de Odebrecht en Panamá, incluyendo a tres exfuncionarios “de alta jerarquía”, una decena de empresarios y un empleado de banca, aunque no reveló sus nombres.

El expresidente Martinelli, quien vive un exilio voluntario en Miami, también es requerido por la justicia panameña por espionaje a opositores y es investigado por múltiples casos de corrupción durante su gobierno.