Este martes dio inicio los octavos de final de la UEFA Champions League con uno de los encuentros más llamativos de la serie entre el PSG y el Barcelona.

Lamentablemente para el equipo Culé el resultado no fue el que ellos y la mayoría de seguidores del futbol esperaban, debido a la goleada que sufrieron frente al equipo francés.

Este ha sido el peor juego que ha realizado el equipo de Luis Enrique en las últimas temporadas y menos en este tipo de competiciones. Con un terrible control del balón, los jugadores del Barcelona crearon pocas alternativas en el área contraria.

Mientras que por el lado del PSG las llegadas fueron constantes al lograr marcar en 4 ocasiones. Di María, Cavani y Draxler le dieron una gran ventaja a su equipo, que en otras épocas era sinónimo de quedarse en el camino frente al equipo español.

Hoy fue un día obscuro para el Barcelona, con un Messi desaparecido, el juego apagado de André Gómez y la inexperiencia de Sergi Roberto hicieron que toda la banda derecha fuera dominada por el PSG.

El Barcelona ahora tendrá que preparar el partido de vuelta que se jugará en dos semanas y en ese partido tendría que ganar por 5 goles a cero para poder clasificar. Definitivamente un camino muy difícil para los azulgranas que si juegan como hoy, probablemente vuelvan a perder por goleada.