El domingo pasado, al filo del mediodía, la página del Congreso de la República fue hackeada. Los usuarios que deseaban consultar información se toparon con un mensaje contra el diputado Fernando Linares Beltranena por el comentario que hizo la semana pasada cuando declaró que las personas discapacitadas son un “gasto para el país”.

La página cuenta con información acerca de las sesiones plenarias, decretos, iniciativas de ley, actividades de los congresistas y datos del personal del Legislativo.

Aunque el grupo Anonymous Guatemala se atribuyó el ataque, persisten dudas en relación a los verdaderos responsables detrás de la irrupción. El presidente del Congreso Oscar Chinchilla, declaró que “extrabajadores de informática” podrían ser los autores, pero es un dato que aún se debe confirmar.

Esta fue la imagen que apareció el domingo al mediodía.

Lo que es un hecho es que la página del Congreso fue blanco fácil de los hackers debido a las pocas medidas de seguridad, así lo considera el estudiante en ingeniería en sistemas, Ronald Paxtor.

“Existen vulnerabilidades que se deben tratar a tiempo. El encargado de la página debe actualizar las medidas de seguridad. Una opción sería encriptar los datos para que no sea tan fácil”, sugiere.

Aunque reconoce que hay medidas que pueden proteger, no hay garantía que no vuelva a ocurrir. Ello no sorprende ya que no es la primera vez que alguien ingresa en la página para atacarla. El último caso público, se registró en enero del 2013 cuando también el grupo Anonymous Guatemala se atribuyó el “hackeo”.

¿Por qué el ataque?

Paxtor considera que la acción pudo ser con la idea de robar información, negar el acceso o enviar un mensaje desde la página. Autoridades del Congreso explicaron que los datos de la página son de “dominio público” por lo cual no se afectó la información.

El retraso para restablecerla, según las autoridades, obedeció a las medidas de seguridad que se aplicaron para evitar que esto vuelva a ocurrir. Sin embargo, minutos después la página continuaba con problemas.

Este mensaje salió después que la página había sido restablecida.

 

Lo cierto es que ninguna sitio web está totalmente a salvo de un ataque. En el caso específico del Congreso, cuya página no guarda información privada, la única motivación podría ser la de confrontar a los diputados que, como en el caso de Linares Beltranena, dan lugar al descontento de algunas personas debido a sus actuaciones o declaraciones.