La semana pasada escribí respecto a la iniciativa 5182 “Ley de facilitación tributaria para la formalización del sector agropecuario de la República de Guatemala”, en la cual explicaba por qué la considero una propuesta con puntos rescatables que deberíamos, los tributarios, considerar con más detenimiento.
Cabe aclarar que las medidas de hecho tomadas por los “ganaderos” son condenables, al igual que cualquier medida violenta que realicen para conseguir sus fines. Bloquear las carreteras es un delito que debería ser castigado sin importar bajo que bandera o pretexto se lleve a cabo.
La mayoría de quienes se oponen a la iniciativa argumentan que: se trata de privilegios para un sector específico, producirá pérdidas tributarias al cambiar a un régimen con mayores beneficios y que la prevalencia de buena fe del tributario le restará poder de fiscalización a los burócratas.
Pues bien, en cuanto al primer argumento respecto a los privilegios fiscales, estoy de acuerdo en que se trata de un privilegio ya que el régimen que proponen, el RetriAgro, se aplica sólo a las veintiún actividades listadas como agropecuarias. Es decir, sólo beneficia a ciertas actividades del sector agropecuario y no al sector productivo en general, algo así como un RetriTODOS. Es decir, RetriAgro no, por ser un privilegio y RetriTODOS sí, por aplicarse a todo el sector productivo.
Respecto a la “pérdida o sacrificio fiscal” del gobierno, es una visión cortoplacistas y estática de la economía. Cortoplacistas porque aunque se diera una disminución en la recaudación, ésta, con el tiempo aumentaría ya que el dinero se quedaría en manos de quien produjo la riqueza y sería utilizada para invertir y ser aún más productivo o para consumo que igual generaría empleos y pago de más impuestos en ambos casos.
Es además una visión estática no sólo de la economía sino del hombre mismo que persigue fines y actúa según el contexto que se le presente. Es decir, ante una disminución en la tasa de impuesto y la facilidad del cálculo y pago del mismo, la mayoría optará por formalizarse. Preferirán cumplir con un régimen sencillo que mantenerse en la marginalidad con el riesgo de ser castigado.
También, es importante que cuestionemos por qué beneficiar al tributario es inmoral e indeseable como sociedad. Es decir ¿qué tiene de negativo beneficiar al tributario bajándole los impuestos, facilitándole el cálculo y el pago?
Cuando los burócratas o “expertos” hablan del sacrificio fiscal ¿acaso olvidan, convenientemente, los casos de corrupción, malgasto y despilfarro que se denuncian todo el tiempo? ¿acaso olvidan que precisamente es de ese sacrificio del tributario de donde se alimenta un gasto público insaciable?
Respecto a la prevalencia de buena fe del tributario, el artículo 20 dice que “en el proceso de inscripción y permanencia en el régimen prevalece la buena fe del contribuyente agropecuario, por lo que la SAT se abstiene de requerir información o documentos que generan costos o trámites adicionales al contribuyente”. Imagine que esto se aplicara en el RetriTODOS y los tributarios no fueran tratados como culpables de antemano. La SAT seguiría fiscalizando pero con un poder discrecional reducido.
Actualmente los diputados de la Comisión de Finanzas Públicas y Moneda, conformarán una mesa de diálogo técnica para formular una nueva propuesta que, según parece, deberá tener la bendición de los diferentes sectores a fin de que sea “incluyente” en el “fomento” de la ganadería. ¿Acaso no hay fomento más poderoso que dejar la mayor parte del dinero en los bolsillos de quién lo produce? ¿Acaso, el mejor fomento no sería simplificar el pago de impuestos de modo que el productor se dedique a crear en lugar de cumplir con la sobrerregulación fiscal?
Lo valioso de esta iniciativa es que pone en la mesa de discusión, la reducción y simplificación de los impuestos, la facilitación en su pago y la limitación de poder de los burócratas. Elementos que debería contener una reforma fiscal que fomente la creación de riqueza.
@Md30
Facebook.com/Mda30

 

República es ajena a la opinión expresada en este artículo