Lo que ocurra este miércoles en el Congreso de la República puede tener serias implicaciones para el sistema de justicia de Guatemala. Los diputados tienen en sus manos la decisión de dar un paso firme o encaminar a la nación por un sendero de división.

Según el analista político, Jonathan Lemus, el escenario de este día está precedido por un proceso de falta de discusión profunda, y lo mejor que podría pasar es que los legisladores atiendan las peticiones de diversos sectores que llaman a evitar la polarización y centrar el análisis en la independencia judicial, el tema de mayor relevancia.

Agrega que la Jurisdicción Indígena es el punto con mayores dudas, por lo tanto los diputados deberian promover un mayor debate para despejar todas las interrogantes en torno al asunto.

Lemus considera difícil predecir la actitud de los parlamentarios, pues la creación de las Comisiones Extrordinarias, contrario a las voces de la mayoría de la población que se opuso a este asunto, podría dar una idea de que los parlamentarios no prestan atención, pero ya la Corte de Constitucionalidad dejó sin vigencia las Comisiones y ello es un aviso para que los legisladores atiendan las demandas externas.

Piden responsabilidad

Felipe Bosch, presidente de la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa), considera que los diputados deben reflexionar acerca su decisión, porque en sus manos está uno de los temas más importantes para Guatemala: la unidad del país.

“La división afecta el ambiente nacional, genera una situación negativa y el país lo que requiere es que todos trabajemos unidos”, enfatiza el entrevistado.

José González Campo, presidente del Cacif, hizo un llamado a los congresistas a actuar con responsabilidad y no aprobar cambios al artículo 203 de la Constitución, referente a la Jurisdicción Indígena, pero sí continuar con el debate para fortalecer el sistema de justicia.

Los diputados fueron convocados a la sesión a partir de las 10:00 horas y el único punto a tratar es continuar conociendo las reformas a la Constitución, asunto que quedó a medias en noviembre del año pasado.

Se conoce que los legisladores han discutido diversas enmiendas que podrían ser presentadas, pero también es posible que no exista quórum. El diputado Fernando Linares considera difícil predecir qué sucederá, pero asegura que él sí se presentará a la sesión.

“Los bloques no parecen unificados, pero hasta no ver, no creer”, subraya el congresista y exconstituyente, quien ha expresado su oposición a estos cambios a la Carta Magna.