El Ministro de Comunicaciones Aldo García podría ser el primer funcionario en rendir cuentas ante el pleno del Congreso de la República ya que fijaron para el 7 de marzo su fecha de interpelación. Roberto Villate del partido Libertad Democrática Renovada (LIDER) fue quien solicitó el juicio político.

¿La razón?: Hacer que el ministro despeje todas las dudas que rodean el contrato con Odebrecht. Es de recordar que semanas atrás se había acordado invitarlo al pleno, pero por el poco interés que manifestaron las bancadas en especial el bloque oficialista, ya no se concretó.

La interpelación fue fijada para el siete de marzo.

Ahora deberá responder las preguntas en la interpelación. El contrato con la empresa brasileña Odebrecht se encuentra bajo la lupa desde que salieron a luz los sobornos, los cuales fueron entregados a nueve países de América Latina para lograr contratos en la construcción de carreteras.

En Guatemala, entre 2012 y 2015, la constructora brasileña abonó unos 18 millones de dólares en sobornos a funcionarios e intermediarios para ganar la ampliación de una carretera en el sur del país a un costo de 299 millones de dólares, según informaron semanas atrás autoridades del Ministerio Público.