La Sala Tercera de Apelaciones de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), decidió revocar la prisión preventiva en contra de José Manuel Morales Marroquín y de Samuel Everardo Morales Cabrera, hijo y hermano del presidente Jimmy Morales, así como también de Mario Estuardo Orellana, padre de la novia del hijo del presidente.

La Sala impuso una caución económica de Q100 mil para que puedan salir de prisión al asegurar que no comparten la decisión de la jueza Silvia de León, quien los ligo a proceso penal y los envió a prisión preventiva por el delito de fraude.

El Ministerio Público buscaba que tanto Sammy Morales como Mario Orellana enfrentaran a la justicia por el delito de lavado de dinero, sin embargo, la jueza De León dicto falta de merito por ese delito. Sin embargo la Sala de Apelaciones sostiene que sí existe la posibilidad de que Morales y Orellana podrían haber incurrido en dicho delito. Esta medida sustitutiva también beneficia a la excomunicadora del registro de la propiedad, Alma Verónica Barrios Moreno, quien según el ente investigador facilitó el trámite.

El juzgado también resolvió que José Manuel Morales y Samuel Morales quedarán arraigados y bajo arresto domiciliar. Entre tanto la fiscalía a cargo del caso analizará si se toma alguna acción en contra de la resolución de la Sala.

Tanto el MP como la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) los sindica en el caso el Botín Registro de la Propiedad, en el que presuntamente simulaban procesos de adjudicación para favorecer a un solo proveedor y así sustraer fondos de esa institución.