La municipalidad indígena de Sololá realizará una movilización y concentración pacifica el 21 y 22 de febrero para exigir la aprobación de las Reformas Constitucionales al Sector Justicia y el reconocimiento constitucional de la Jurisdicción Indígena.

De acuerdo con la disposición enviada a los líderes, cada alcalde comunitario y Cocode será el coordinador y la autoridad máxima de su caserío o comunidad.

El martes 21 de febrero la manifestación se realizará entre las 8:00 y 16:00 horas, en tanto que el miércoles 22 iniciará 9:00 y será por tiempo indefinido.

Aunque no se menciona que será un bloqueo, podría darse porque la población fue convocada a concentrarse en Las Trampas, Los Encuentros, La Cuchilla, y el kilometro 148 de Nahulá, todos en ruta Interamericana.

Lo establecido por la municipalidad indígena es que todo servidor público deberá de participar en la movilzación y el alcalde comunitario recibirá el listado al finalizar la jornada de parte de los Coordinadores, Directores, Jefes de dependencias gubernamentales y no gubernamentales.

“Es ilegal”

Luis Linares, secretario adjunto de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asies), señala que esta situación atenta contra la población que no podrá abrir sus negocios y pone de manifiesto una extralimitación de funciones, al obligar a todo funcionario a participar en una manifestación como esta.

Añade que hay un derecho de manifestación, pero que también esta no puede ser obligada, como lo pretenden en este caso, al obligar a las personas por medio de los alcaldes comunitarios y Cocodes a ser parte de una concentración.

“Caen en ilegalidades al acarrear a personas y obligarlos a manifestar, es una repercusión fuerte para las personas que no podrán comercializar sus productos por el cierre del comercio en el lugar”, concluye Linares.