La eventual deportación masiva de migrantes y la lucha contra el crimen organizado, fueron los temas centrales abordados durante la visita realizada este miércoles a Guatemala por John Kelly, secretario de Seguridad Interior de Estados Unidos, según fuentes cercanas al Ejecutivo.

En conferencia de prensa ofrecida en la cancillería nacional, el funcionario norteamericano indicó que la política de seguridad de su país, prioriza la deportación de personas, aunque manteniendo el respeto a los derechos humanos y la seguridad de las personas.

Kelly firmó dos memorandos internos que autorizan la deportación inmediata de inmigrantes sin antecedentes criminales.

Estos memorandos son el primer paso para cumplir la promesa de campaña del presidente Donald Trump, de expulsar del país a los inmigrantes en situación irregular, unos 11 millones, independientemente de que hayan o no cometido crímenes en su país de origen o en Estados Unidos.

La llegada de Kelly se da en un ambiente de incertidumbre generada por las últimas disposiciones de Trump, para apresurar las deportaciones de indocumentados y construir un muro en la frontera con México.

Reuniones con el Presidente y Gobernación

La agenda del funcionario inició con una visita realizada a Palacio Nacional de la Cultura, en donde sostuvo una reunión privada con el presidente Jimmy Morales, para después movilizarse al Ministerio de Gobernación, donde sostuvo reuniones con altas autoridades de esa dependencia.

El ministro de Gobernación, Francisco Rivas, indicó tras reunirse con Kelly, que trataron asuntos relacionados con migración y seguridad para perseguir “estructuras criminales que afectan a ambos países”, como el narcotráfico y las pandillas.

El funcionario comentó que Estados Unidos ya apoya a Guatemala en algunos proyectos de intercambio de información en relación con delincuencia transnacional organizada, narcoactividad, trata de personas, lavado de dinero y pandillas.

Además, dijo que en los próximos días se realizará una conferencia acerca de migración en Estados Unidos, México y los paises del Triángulo Norte de Centroamérica (El Salvador, Honduras y Guatemala), que serían los más afectados de la región si se concretan las deportaciones masivas.

Adelantó que para junio próximo está prevista una reunión de los ministros de seguridad de esos países en Washington, en la que Kelly estaría presente.

La visita es la primera que realiza un alto funcionario estadounidense a Centroamérica desde que Trump asumió la presidencia, en enero pasado.

Después de Guatemala, Kelly viajará a México, donde realizará una visita junto al secretario de Estado, Rex Tillerson