La falta de acuerdos en el tema de la Jurisdicción Indígena volvió a ser la causa para suspender la sesión en el Congreso de la República.

Con más de una hora de retraso inició la sesión. Algunas bancadas intentaron llegar a un consenso para postergar la discusión del artículo 203 constitucional para el final del proceso y se presentó la moción, pero no obtuvo los 105 requeridos, solo 102.

Tras esta situación, los diputados de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), volvieron a tomar la iniciativa para abandonar el hemiciclo y tras ellos otros congresistas, lo cual rompió el quórum y derivó en la suspensión de la sesión.

Un nuevo capítulo

El otro miércoles se retomará la discusión, aunque esta vez de pronto las bancadas que promueven posponer el análisis del artículo 203, sí logren apoyo de otros diputados y ello permita avanzar en el resto de temas del proyecto de ley de Reforma Constitucional al Sector Justicia.

Mientras tanto, el la ruta interamericana continuaron los bloqueos y también se registraron algunas marchas en la capital. Dentro del Congreso hubo presencia de autoridades indígenas y algunos sectores de la sociedad civil.